El Ayuntamiento de Valencia analiza propuestas para aumentar la oferta de vivienda asequible

El Observatorio de la Vivienda de la UPV pide al Ayuntamiento que siga profundizando en la mejora de los procesos de gestión de licencias urbanísticas, con la necesidad de agilizarlas al máximo.



Fernando Cos-Gayón, director de la Cátedra Observatorio de la Vivienda de la Universitat Politècnica de València, ha presentado al concejal de urbanismo del Ayuntamiento de la ciudad, Juan Giner, las recomendaciones de esta institución para afrontar la carencia de oferta de vivienda asequible en Valencia.

Fernando Cos-Gayón, tras haber presentado a finales del 2023 el informe del cuarto trimestre del año pasado sobre la situación del suelo, afirma que “las permutas, activar los derechos sobre el suelo, agilizar las licencias y mejorar la fiscalidad de la viviendas protegidas son las recetas prioritarias para que puedan construirse nuevas viviendas, básicamente de protección pública, para familias sin recursos y con precios de compra o alquiler asequible”.

Con el objetivo de poder cambiar esta tendencia, el Concejal de Urbanismo de Valencia y el director de la Cátedra Observatorio de la Vivienda de la UPV han concretado proponer tres posibles soluciones. En primer lugar, la permuta de solares municipales a los promotores de forma que puedan construir vivienda de protección pública. Además, el llamado “derecho de superficie”, fundamental para que los promotores tengan acceso a solares públicos con gestión a largo plazo y que puedan construir viviendas de alquiler asequible. En tercer lugar, se debe profundizar en la mejora de los procesos de gestión de licencias urbanísticas, con la necesidad de agilizarlas al máximo.

Además, Fernando Cos-Gayón ha propuesto una ambiciosa reflexión acerca de la fiscalidad de la vivienda protegida, con una drástica reducción de impuestos como ICIO e IBI en el ámbito municipal, pero sobre todo en la reducción del IVA (impuesto estatal), considerándola un bien de primera necesidad y llevando el tipo al 4%.

El último informe presentado por la institución sobre esta situación dibuja un escenario muy negativo. Según este estudio, en Valencia apenas quedan viviendas de obra nueva a la venta, dato inédito en la ciudad desde que se tienen registros. Teniendo en cuenta que en 66 de los 88 barrios de la ciudad de Valencia no se registraron promociones de vivienda de obra nueva, alertan sobre la velocidad con la que disminuye la oferta, siendo un 23% en el último trimestre del ejercicio del año 2023.

La escasez de oferta, junto al efecto llamada constante que supone la calidad de vida y las buenas expectativas profesionales para empresas e inversores internacionales en la ciudad, es la responsable de esta situación de aumento de precios, a lo que se sumaría la llegada de estudiantes internacionales que encuentran alojamiento encarecido. Por otra parte, las rentas bajas y los migrantes son los colectivos más afectados.


Salir de la versión móvil