Sanitas y Pryconsa ponen la primera piedra del nuevo Hospital de Valdebebas, abrirá sus puertas en 2025

El nuevo centro combinará la atención física con la digital que proporcionará a los pacientes el cuidado que necesiten cuándo y dónde ellos decidan

Sanitas y Pryconsa. Hospital de Valdebebas


Iñaki Peralta, consejero delegado de Sanitas y Bupa Europe & LatinAmerica,y Marco Colomer, presidente y CEO de Pryconsa, han puesto la primera piedra del nuevo Hospital Sanitas Valdebebas, que abrirá sus puertas en 2025. Será el quinto hospital de la compañía en España y sede, además, del hospital digital.


Esta nueva instalación contará con más de 30.000 metros cuadrados que albergarán la cartera de servicios más amplia para afrontar cualquier necesidad de salud de los pacientes, incluyendo las patologías más complejas.


“El nuevo Hospital Sanitas Valdebebas es la suma de nuestro propósito de cuidar a las personas, y hacerlo cada día mejor, y de lo que hemos aprendido liderando la digitalización en salud. Hoy sentamos las bases de un nuevo modelo de cuidado digital y personalizado para todos nuestros pacientes”, ha explicado Iñaki Peralta, consejero delegado de Sanitas y de Bupa Europe & Latinamerica.

“Con este Hospital continuamos con el desarrollo de proyectos en la ciudad de Madrid, combinando nuestros esfuerzos con Sanitas para que la ciudad disponga de un nuevo centro hospitalario de última generación”, dec
lara Marco Colomer presidente y CEO de Pryconsa y Saint Croix HI.


El centro contará con 98 habitaciones individuales, 23 dedicadas a la unidad de Salud Mental, 46 consultas, 8 quirófanos de última generación (que incluyen el Programa de Cirugía Robótica y la Radiología Intervencionista), 15 camas de UCI (9 de adultos y 6 pediátricas), 16 boxes de Urgencias (más 2 salas de triaje y 2 salas de observación) y un Centro Dental de Sanitas, así como un arsenal tecnológico avanzado: SPECT-TAC, PET-TAC, TAC, resonancia magnética y equipos digitales de mamografía y ecografía, entre otros.


El hospital será también sede de las unidades de Ensayos Clínicos Fase 1 y de Formación de la compañía para profesionales asistenciales. Además, el centro contará con tres servicios diferenciales

Nuevo modelo de cuidado

El nuevo modelo de cuidado de Sanitas busca proporcionar a los pacientes la excelencia asistencial de siempre, sumando el acompañamiento en todas las situaciones de su vida gracias a la atención digital. La atención física seguirá jugando un papel clave para atender a las personas que acudan al hospital, pero la digitalización hace posible crear un nuevo espacio de prevención que haga que permanezcan sanas más tiempo o que recuperen la salud en su entorno y sin interrumpir su vida normal.

Y en este nuevo espacio de atención la ambición es máxima. El Nuevo Hospital Sanitas Valdebebas mira a la monitorización en remoto, y a la potencia de la IA y el Big Data para que los profesionales asistenciales tomen mejores decisiones. Pero también mira a la genómica y a la personalización absoluta de los diagnósticos y los tratamientos. El objetivo es proveer una medicina que ofrezca soluciones individualizadas, con el máximo rigor y excelencia clínica y proporcionando a las personas una experiencia única de cuidado, como es el caso del programa de administración de quimioterapia en el domicilio.

Un centro que cuidará de la salud de las personas y de la del entorno

El nuevo hospital de Sanitas será sostenible, bajo en emisiones y consumirá electricidad 100% de origen renovable, para cuidar así de la salud del entorno, vinculada de forma directa con la salud de las personas. Según el compromiso con la sostenibilidad de la compañía, que en 2030 será libre de emisiones directas y en 2040 de emisiones indirectas, el nuevo centro está diseñado para cuidar también de la salud del mundo en el que vivimos.

Los hospitales de Sanitas cuentan con una sólida experiencia en sostenibilidad: en los últimos 10 años han reducido su huella de carbono en casi 1.000 toneladas de CO2. El nuevo hospital continuará esta senda y contará con sistemas de ahorro y gestión racional de la energía y programas de consumo de renovables que ya están operativos en otras instalaciones de la compañía.

La propia construcción se abordará con criterios de sostenibilidad para garantizar que el impacto de las obras sea el menor para el medio ambiente, tanto durante la edificación como durante el resto de la vida del hospital. Además, se están planificando todas las actuaciones relacionadas con la descarbonización y los servicios ecosistémicos del nuevo hospital.

El centro dispondrá de 335 plazas de aparcamiento y 34 puntos de carga eléctrica para vehículos, además de estacionamiento para bicicletas con el objetivo de fomentar la movilidad sostenible.

Humanización de la medicina

Sanitas aplicará el mismo modelo de atención humanizada que ofrece en sus centros, pero con la ventaja de poder incorporar esos principios desde la construcción. Esta nueva instalación nace como entorno amable de salud y absolutamente centrado en las necesidades de las personas que lo habitarán: pacientes, familiares y profesionales. Es el mismo modelo de gestión del espacio que Sanitas ya ha puesto en marcha en los centros médicos nuevos, así como en el edificio de consultas Ana de Austria, aledaño al Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, y tiene como objetivo que el paciente se sienta más cómodo y mejor cuidado.

De acuerdo con la experiencia de Sanitas, el uso de la luz natural, los materiales, la acústica y la señalización transforman la experiencia del paciente cuando acude a un servicio. Se implantarán programas para gestionar la contaminación lumínica y acústica, así como criterios de accesibilidad universal y sin barreras físicas, diseño de espacios que garanticen la intimidad de las personas y atención a pacientes con necesidades específicas (demencia, autismo).

Todo en el nuevo edificio optimizará la experiencia del paciente, incluida la salvaguarda de su intimidad, incluso en las zonas comunes. Y se implantará el modelo de consulta médica de Sanitas en el que el profesional asistencial y el paciente comparten el mismo lado de la mesa, sin barreras físicas, para que las personas puedan participar activamente del proceso y de la toma de decisiones.


Salir de la versión móvil