Pangea Aerospace y AIKO Space unen sus fuerzas para crear el primer sistema de propulsión química inteligente y autónomo de Europa

La combinación de las tecnologías de propulsión de Pangea Aerospace y el software de inteligencia artificial integrado de AIKO Space mejorará la eficacia y precisión de las misiones en órbita



Pangea Aerospace, start-up aeroespacial especializada en el desarrollo de sistemas de propulsión para la movilidad espacial con sede en Barcelona y Toulouse, ha anunciado una asociación con AIKO Space, líder europeo en soluciones autónomas basadas en inteligencia artificial (IA) para la industria espacial, para proponer un sistema de propulsión química inteligente y autónomo destinado a mejorar la gestión de las misiones espaciales en órbita. Esta colaboración, firmada en Toulouse dónde ambas empresas tienen sede, promete aportar numerosas ventajas técnicas y un interés considerable para la vigilancia espacial, la prevención de colisiones y la durabilidad de los satélites.

Misiones en órbita y satélites más eficaces, sostenibles y rentables

Las tecnologías complementarias de los dos actores del NewSpace, que combinan la propulsión química para satélites y los algoritmos de inteligencia artificial a bordo, proporcionarán a los fabricantes y operadores del sector un sistema de propulsión inteligente capaz de maniobrar de forma autónoma y precisa, reduciendo al mismo tiempo las áreas de incertidumbre. Esto permitirá a los satélites tomar decisiones en tiempo real para evitar colisiones con otros objetos y desechos en órbita, lo que es crucial para la seguridad y la sostenibilidad del espacio.

La sostenibilidad de los satélites es otro aspecto importante del nuevo sistema de propulsión química propuesto por Pangea Aerospace y AIKO Space. Los satélites son caros de construir y lanzar, y es esencial maximizar su vida útil para optimizar las inversiones. Este sistema de propulsión inteligente y autónomo optimiza el consumo de combustible y prolonga la vida útil del satélite. Como resultado, se reducen los costes de mantenimiento y sustitución de los satélites, lo que supone un importante ahorro para operadores y fabricantes.

La importancia de la vigilancia espacial

Con la densificación del tráfico (2.500 nuevos satélites lanzados cada año) y la multiplicación de nuevos actores, el espacio se ha convertido en un entorno de confrontación económica y política, lo que nos lleva a reconsiderar la importancia de la vigilancia espacial. La vigilancia espacial se está convirtiendo en un elemento clave de la soberanía de los gobiernos. Este tipo de solución industrial propuesta por Pangea Aerospace y AIKO Space contribuye a dar un nuevo impulso a las capacidades industriales espaciales de Francia y de Europa.

“Estamos muy contentos de unir nuestras fuerzas con AIKO Space. Gracias a la combinación de la propulsión química y la inteligencia artificial, los satélites podrán ser más eficientes, sostenibles y rentables, capaces de tomar decisiones en tiempo real para evitar colisiones y prolongar su vida útil. Este sistema, pionero en Europa, nos permitirá enfrentar el desafío de las maniobras autónomas en el espacio, actualmente dominadas por potencias extranjeras”, afirma Adrià Argemí, CEO y cofundador de Pangea Aerospace.

“La asociación entre Aiko Space y Pangea demuestra cómo la innovación industrial surge de las nuevas empresas emergentes del sector. La inteligencia artificial es, en efecto, una herramienta clave para replantear las misiones espaciales, reducir significativamente los costes y optimizar en gran medida los resultados. Este proyecto tiene objetivos ambiciosos, y confiamos en que su resultado marque un paso estratégico en la afirmación de las nuevas tecnologías a escala mundial”, concluye Aurélie Baker, directora para Francia de AIKO Space.


Salir de la versión móvil