El mercado inmobiliario de Alicante: en el foco de los inversores por su dinamismo y potencial de crecimiento

Según datos de CBRE, Alicante se consolida como plaza logística debido a la alta demanda por parte de ocupantes y de inversores tanto nacionales como internacionales. El mercado inmobiliario destaca también por la escasez en el stock de oficinas que cumplan los requisitos de la actual demanda

El mercado inmobiliario de Alicante: en el foco de los inversores por su dinamismo y potencial de crecimiento


El mercado inmobiliario de Alicante, en el foco de los inversores, se posiciona como una inversión segura y atractiva por el potencial de crecimiento que ofrecen sectores como el logístico, retail, oficinas y hoteles. Así se desprende del informe que ha presentado la firma de consultoría CBRE sobre el mercado inmobiliario en la localidad, en el que se ha destacado el dinamismo del sector.

Maite Bargues, directora de CBRE Alicante, ha trasladado que “el mercado inmobiliario de Alicante está creciendo en un contexto de progresiva recuperación de la inversión a nivel nacional. Este dinamismo que está experimentando el sector convierte a la ciudad en el destino elegido por muchas compañías, que ven en Alicante una oportunidad de crecimiento y expansión”.  

Mercado logístico

Con relación al mercado logístico, destaca el potencial crecimiento que tiene el sector en la plaza debido a la obsolescencia del parque actual unido a la alta demanda de ocupantes, lo que se traduce en una oportunidad de reforma y reconversión de naves actuales o desarrollo de nuevos proyectos. Del informe de CBRE se extrae que el sector logístico de Alicante se concentra principalmente en cinco polígonos, con casi el 60% de la superficie logística distribuida entre la Carretera de Ocaña y el Parque Empresarial Torellano. La superficie restante se distribuye entre el Polígono Industrial Atalayas (18%), P.I. Pla de la Vallonga (12%) y P.I. Canastell (11%).

El stock total asciende a 2,5 millones de metros cuadrados. Además, este segmento se caracteriza por la alta demanda por parte de ocupantes y de inversores que buscan activos prime. Por el lado de las rentas, CBRE señala que se sitúan entre los 2,5-3,5€/m2/mes el caso de las naves logísticas y entre los 4,5-5,5€/m2/mes en las naves corssdock. “Estamos detectando un elevando interés por parte de los fondos internacionales hacia activos de última milla”, comenta Bargues, quien destaca “el aumento tanto de operaciones de sale&leaseback como la creación de joint ventures”.

Mercado de oficinas

El mercado inmobiliario de Alicante destaca también por la escasez en el stock de oficinas que cumplan los requisitos de la demanda actual del mercado. Según CBRE, el stock se sitúa en 281.000 m2 y la disponibilidad asciende a 24.916 m2 con un ratio de ocupación del 91%. Este stock se distribuye principalmente en el centro (23%), el ensanche (21%) y la periferia (28%), mientras que la deslocalización de los ocupantes está suponiendo una oportunidad para el mercado de Alicante.

Torre Llevant, propiedad de Iberdrola Inmobiliaria en BcnFira District

Los datos de CBRE muestran que la disponibilidad en las zonas descentralizadas supera los 17.000 m2, seguida de la zona centro, con una disponibilidad de casi 11.000 m2. La renta prime se sitúa en los 15€/m2/mes, y la Marina y el centro tienen la renta máxima más alta. “Atributos como la sostenibilidad, la flexibilidad y la tecnología están marcando la evolución del mercado de oficinas hacia edificios más respetuosos con el medio ambiente y con los usuarios, y enfocados en la experiencia de los ocupantes”, subraya Bargues.

Según las previsiones de CBRE, el 82% de las empresas buscarán edificios con espacios flexibles, mientras que un 40% de las empresas están revisando su localización con el objetivo de conseguir una movilidad más sostenible. Con relación al bienestar de los ocupantes, el 56% de las empresas implementarán programas de salud y bienestar. Además, el 63% de las compañías buscarán edificios con tecnología.

Recepción del Hotel RIU Plaza España (Madrid) / Grupo RIU

Mercado hotelero

En cuanto al sector hotelero, el informe de CBRE pone de relieve su recuperación con una mejora en los indicadores en el segundo semestre del año. La demanda hotelera, principalmente internacional, se ha mantenido estable en los últimos ejercicios alcanzando en 2019 los 2 millones de pernoctaciones. Por su parte, la estancia media, en 2,27 días, también ha sido estable entre 2016 y 2019. En cuanto a la oferta hotelera, en 2020 alcanzó las 8.085 camas.

La elevada liquidez existente en el mercado combinada con unos tipos de interés bajos y la recuperación de la confianza en el sector, auguran un 2022 con unos niveles de inversión elevados. Además, se espera que operaciones de sale&lease y sale&management continúen estando muy presentes en el mercado garantizando a los propietarios hoteleros la gestión de sus activos a la vez que mitigar las tensiones de cajas acumuladas desde el inicio de la pandemia”, comenta Bargues.

Retail

Por último, el sector retail en Alicante está experimentado una transformación estructural por la entrada del comercio online y el efecto Covid, que están acelerando el proceso de cambio. Por sectores, la banca se caracteriza por flagship stores de gran superficie en ubicaciones con gran visibilidad, mientras que las marcas del sector del lujo se ubican en tiendas especializadas en zonas turísticas


Salir de la versión móvil