La caída del stock dispara los precios de venta de la vivienda en costa

La oferta en zonas costeras registra la mayor caída en Santa Cruz de Tenerife y la Costa de Valencia



La oferta de viviendas en venta se ha reducido de forma significativa en casi todas las zonas costeras españolas, lo que ha provocado un aumento en sus precios a pesar del encarecimiento de la financiación experimentado en estos últimos 12 meses, según un estudio publicado por Idealista, el Marketplace inmobiliario del sur de Europa.

19 de las 22 provincias con viviendas costeras en nuestro país han visto cómo la oferta de viviendas disponibles se reducía durante el último año. Las únicas subidas se han vivido en la granadina Costa Tropical (donde han crecido un 12%) y la Costa vasca vizcaína (2%), mientras que en la Costa Cálida de Murica se ha mantenido sin alteraciones. En todas las demás quien busque una vivienda en venta encontrará menos oferta que hace un año.

La mayor caída se ha producido en las zonas costeras de Santa Cruz de Tenerife (-30%), seguido por la Costa de Valencia (-18%), la Costa da Morte en A Coruña, la Costa de la Luz en Huelva y la Costa da Mariña Lucense, tres costas en las que se ha reducido un 15%. Con caídas de dos dígitos se encuentran las costas de Las Palmas (-14%), la asturiana Costa Verde (-13%), la Costa de Cantabria (-12%), las Baleares (-11%) y las Rías Baixas pontevedresas (-10%).

Esta reducción de la oferta ha tenido como consecuencia un incremento de los precios en todas las costas españolas, con la única excepción de la Costa Verde asturiana donde se han mantenido estables. La mayor subida, en cambio, es la registrada por la Costa del Sol, ya que las expectativas de los propietarios se han incrementado un 14% en este año. Le siguen las subidas de las zonas costeras de Baleares (12%), la Costa Blanca alicantina (11%), la Costa de Luz de Cádiz (11%) y las zonas costeras de Santa Cruz de Tenerife (10%).

Con subidas de un solo dígito encontramos la Costa de Valencia, la de Las Palmas y la guipuzcoana (8% en los 3 casos); la Costa de Luz, la Costa Tropical, la murciana Costa Cálida y la Costa de Almería con un 6% en las cuatro costas. La Costa Dorada tarraconense, la Costa del Azahar de Castellón y la gerundense Costa Brava comparten un crecimiento del 5%, mientras que la Costa de Cantabria crece un 4%. Los menores incrementos se dan en las Rías Baixas, la Costa vizcaína y la Costa da Morte (3%), La Mariña Lucense y la Costa Maresme de Barcelona han visto cómo sus precios crecían solo un 1%.

Baleares tiene los precios costeros más elevados de España, con 3.746 euros/m2, seguido por Guipúzcoa (3.392 euros/m2), la Costa del Sol (2.849 euros/m2), la Costa vizcaína (2.721 euros/m2) y la Costa Maresme (2.679 euros/m2). Por encima de los 2.000 euros están las costas de Santa Cruz de Tenerife 2.201 euros/m2), la Costa Brava (2.194 euros/m2) y Las Palmas (2.127 euros/m2).

La Mariña Lucense, por su parte, tiene los precios más económicos de todas las costas, con 993 euros/m2. Le siguen la murciana Costa Cálida (1.130 euros/m2), la Costa de Almería (1.154 euros/m2) y la Costa del Azahar (1.164 euros/m2).


Salir de la versión móvil